COBERTURA ESPECIAL - "El Inmigrante y otros cuentos"

01.11.2018

El inmigrante y otros cuentos - Estela Barrenechea:
(2018, Ed. Enigma Editores, Género: cuentos, Págs: 110)


por Jesica Sabrina Canto

(jesicasabrinacanto@gmail.com / jesicasabrinacanto.blogspot.com)


El 19 de Octubre de 2018, se llevó a cabo la presentación de este libro en Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, C.A.B.A. Hablaron respecto de "El inmigrante y otros cuentos", además de la autora, su editora Graciela Licciardi, y los escritores David Sorbille y Carlos Berberglia. Se proyectó un video con fotografías de inmigrantes bajo el tema musical "Canzoneta", un tango 1954 de Enrique Lary, que habla de la inmigración italiana. Además, la presentación contó con la exquisita narración oral del cuento "Aspirante a burgués" por Paulo San Martin.

Estela Barrenechea fue docente de filosofía en la Facultad de Filosofía y Letras de la U.B.A., ha escrito ensayos filosóficos y publicado varios libros de poemas, siendo éste es su primer libro de cuentos. Definido por David Sorbille, en la presentación, como un intento de recuperar la memoria e incluirse en el otro para contar lo propio, los diecisiete cuentos de este libros están narrados en primera persona, a excepción del "El inmigrante", que tiene una primera parte narrado en tercera.

En mi consideración, los cuentos están construidos con la técnica del resumen con un incremento gradual de la tensión de las tramas que dejan una sensación de impacto al terminar de leerlos. Algunos de ellos constan de varias páginas mientras que otros están compuestos por un solo párrafo intercalados. En mi opinión, los cuentos breves -que actualmente se denominan microrrelatos- hacen notar en mayor medida la impronta poética de la autora.

Se presenta en los textos un pasado argentino, tan latente y presente, aun en la actualidad. Las diferencias de clase y la falta de libertad en ciertos entornos familiares, son algunas de las tramas. Se percibe el interés de la autora por estas temáticas, como dice Graciela Licciardi en la contratapa del libro: "Estela Barrenenchea planea de manera altamente sensible sobre las formas más traumáticas del alma humana en este magistral libro".

Carlos Berberglia planteó durante la presentación, que "hay en estos cuentos una línea temática además de la cronológica, que se ubican en una realidad histórica, económica, religiosa, y que son cuentos con finales abiertos, que no clausuran sentido". Estela Barrenechea cerró la presentación mencionando respecto al libro y su eje fundamental: "el tema de la inmigración ha sido para mí siempre un interrogante" por una cuestión familiar, "El Inmigrante surgió de relatos orales de mi marido, es un cuento en homenaje a mi padre", dice.

Personalmente, siendo nieta de un inmigrante italiano y carpintero, al igual que el protagonista de "El inmigrante", este libro me ha llevado a mirar diferente a ese abuelo que ya no está. Cuentos que son retratos de una época en la cual yo aun no había nacido, y que me pone en los zapatos de estos personajes tan lejanos en tiempo de mi contexto, pero que con la mano diestra de la autora llego a comprender y sentir como si el reloj volviera al pasado.

Los diecisiete cuentos que aparecen en este libro son: Del secreto; El inmigrante; País roto (I. Del recuerdo, II. El corrector); La vuelta; Caminos del viento; Escombros de sueño; La casa de al lado; Hippie; Aspirante a burgués; Que el aire sea mío; Camino a casa; Punto ciego; Huecos en la noche; La señora M; El transcurso; Con nostalgia.

De tener que elegir uno de entre los mencionados, desatacaré "País roto". No he leído antes ninguna metáfora de la depresión tan perfecta como la presente en este cuento: "(...) estaba desalojado de sí mismo y que pasaba sus días en la más descolorida opacidad."

En una entrevista con la autora, posterior a la presentación del libro, me contó que comenzó a escribirlo hace quince años, a medida que escribía poesía. A partir del 2004 fue escribiendo cuentos sueltos y recién en el 2018 decidió publicarlos. A la par que fue construyendo su primera novela, que aún está pendiente de publicación. Para ella, según lo que me relató, pasar de la poesía a la narración le fue natural, aunque le demandó mucho esfuerzo. Me dice también que la filosofía está presente en estos cuentos, así como también en su poesía. Por último me confirmó que tiene pensado seguir escribiendo cuentos y que ya tiene uno escrito llamado "La abuela de los cuentos mentirosos", inspirado en un comentario de su nieta.

Claramente puedo decir que la familia es lo que le sirve de alimento, a Estela Barrenechea, para desplegar su potencial narrativo, y es una suerte para nosotros lectores que sea así.