ENTREVISTA - Luz Ruciello: "El esfuerzo y la perseverancia de esta clase de personas merece ser contada"

27.09.2018

ESPECIAL

"UN CINE EN CONCRETO"

Parte I

Entrevista a Luz Ruciello

por Maximiliano Curcio

María Luz Ruciello nació en Concepción del Uruguay el 28 de febrero de 1976. Desde el 2002 trabaja como Asistente de Dirección en cine y publicidad.

Junto a Lluis Miras Vega lleva adelante Litoral Cine, alternando trabajos entre Barcelona y Buenos Aires. Entrevistamos a la directora con motivo del estreno de su documental "Un Cine en Concreto".

  • Acerca del proceso creativo del documental: cómo te enteraste de lo que estaba llevando adelante Omar y porqué te decidiste a contar su historia?

Me enteré que Omar existía porque paseando en auto con Lluís Miras Vega, el fotógrafo de la película, vi un cartelito que en vez de decir KIOSKO, decía CINE.

Me acuerdo que fue una tarde de invierno. Estábamos a punto de aburrirnos en Colón, el pueblo de mi madre, y decidimos salir a pasear.

Yo estaba hablando por teléfono y le hice señas a Lluís para que detenga el auto. Corté la conversación y le dije: "mirá... dice CINE".

Bajamos y fuimos hasta la puerta. No encontramos el tiempo. Golpeamos con palmas.

Ahí apareció un hombre muy flaco y apocado, parecía enfermo. Su campera era más grande que él.

Nos invitó a visitar el cine. De repente nos suelta "lo hice yo". A partir de ese momento, supe que había una historia que contar, porque el esfuerzo y la perseverancia de esta clase de personas, que son pocas, merecen ser contadas.

  • Fue tu primera experiencia en el cine documental? Que desafíos en lo profesional te representó la concreción del proyecto?

Ye había hecho cortos, pero es mi primera película de largometraje.

Representó muchos desafíos y de muchas clases. El más simple y complicado, asumirme como directora, tomas las riendas del proyecto, llevarlo a cabo. Levantarme y decirme a mi misma que vale la pela, que es potente, que siga, que no abandone. Nadie te obliga a hacerlo, solo es uno mismo y la propia convicción.

Luego, todo lo que tiene que ver con desarrollar una película, que es más técnico. Escribir un guión que se entienda, que sea atractivo, que no aburra. Redactar todos los documentos que te piden en los concursos, hacer presentaciones para conseguir dinero. Por suerte, tengo dos compañeros de ruta que no los cambiaría por nada. Soledad Laici, mi productora y amiga del alma, y Lluís Miras Vega, que es fundamental para mí.

En el proceso de montaje, tuve la fijación y la suerte de trabajar con Charli Cambariere, cosa que fue importantísima porque entre los dos le dimos la estructura a la película. Lo mismo de importante fue Javier Stavropulos, el director de sonido y Fernando Osinalde, el microfonista, que trabajó con amor fue tan preciso para captar los sonidos que después Javi pulió.

Es tan notorio e importante que las cosas se hagan con amor que el resultado destaca, de una u otra manera.

Eso también pasó con Maxi Prietto, de Los Espíritus. Maxi es muy sensible y muy buena gente. Cuando le pedí que vea la peli, me dijo que quería hacer la música. Fue un lujo. Me rodié de gente que trabaja con el corazón.

  • El hablar de cine documental sabemos que existe una enorme variedad de temas y formas de tratarlo, a través de los cuáles el director imprime su huella personal. Que factores consideras resultan de importancia a la hora de producir en este género? Cuáles son tus referentes en el mismo?

Bueno, yo busqué una metáfora. Estudié la película "Nostalgia de la luz", de Patricio Guzmán. Me la recomendó Charli cuando le dije que buscaba una metáfora. Y busqué una metáfora porque un tutor que tuve en el laboratorio del DocuLab, en Guadalajara, cuando vió un armado de 30 minutos me dijo: "yo creo que esta película se trata de la luz y sobre el romanticismo".

No tengo referentes concretos.  En resumen, creo que todos lo que hacemos cine documental vamos detrás de algo que late y que ese latido es lo que nos da la fuerza para hacerlo. Porque hay que tener mucha fuerza, la verdad.

  • Siendo parte del medio cinematográfico, a todos quienes nos apasiona este lenguaje nos vemos atravesados -de una u otra manera- por la cinefilia, con lo cuál es sencillo identificarse con esa fascincación por el cine que transmite Omar. Esa impronta que caracterizaba al personaje y que fue el motor de su sueño. Como te gustaría que el público perciba a Omar?

Me gustaría que el público note la grandeza de este hombre, tan simple y humilde y que justo ahí, está su belleza.

  • Contame cuáles son tus proyectos a futuro. Vas a exhibir este film en festivales?

Tengo tres proyectos entre manos, que voy trabajando en paralelo, a medida que aparecen oportunidades, como talleres de guión o concursos para enviar, voy desarrollándolos. Uno es un otro documental. Se llama "No te olvides de hacerme acordar que te tengo que llevar adonde tenés que ir". Otro es un cortometraje de tres mujeres negras y ahora mismo, una amiga me invitó a realizar una videodanza. En eso estamos.

El "Cine en Concreto" tiene cuatro proyecciones confirmadas. Una en Seúl, otra acá en Barcelona, otra en Australia y la última es en nuestro querido Entre Ríos, Argentina.